sábado, 29 de octubre de 2016

La base antártica Marambio conmemoró su 45° aniversario

Se conmemora el 45º aniversario de la base antártica argentina Marambio

La base antártica Marambio conmemoró este miércoles su 45° aniversario brindando apoyo a las diversas actividades científicas, en el marco de la presencia de la Argentina en el continente blanco.

La Base Marambio, anteriormente denominada «Base Aérea Vicecomodoro Marambio», es una estación científica y militar de Argentina, dependiente de la Fuerza Aérea Argentina, en la Antártida en el sector reclamado por Argentina con el nombre de Antártida Argentina.

La base se halla localizada a 200 metros sobre el nivel del mar, sobre una meseta que contiene a la pista de aterrizaje, que además de los aviones de gran porte Hércules C-130, operan las aeronaves Twin Otter y los helicópteros Bell 212 y MI 17.

El festejo se realizó durante una ceremonia que encabezó el jefe de la base, vicecomodoro José Cabanilla, junto a los 39 efectivos de la Fuerza Aérea que componen la actual dotación.
Esta dotación es la número 46, que arribó días atrás a Marambio, donde los efectivos permanecerán en ese lugar durante un año.

También, este contingente cuenta por primera vez con una Coordinadora de Base, que es la teniente Eliana Yaccuzzi, única mujer integrante del grupo.

Historia

En diciembre de 1951, el Vicecomodoro Gustavo Argentino Marambio sobrevoló la bahía Margarita en el sector noroeste de la península antártica, luego, en 1952, estudió posibles lugares de aterrizaje en el Sector Antártico Argentino que es oficialmente parte de la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur.
En la década de 1960, la Fuerza Aérea Argentina se empeñó en localizar una zona apta para habilitar una pista de aterrizaje destinada a la operación regular y continua de aeronaves de gran porte en la Antártida. En noviembre de 1968, un grupo de la Fuerza Aérea embarcado en el rompehielos General San Martín, se posó sobre la meseta de la isla Vicecomodoro Marambio a bordo de un helicóptero Bell UH-1 para recoger muestras de terreno y efectuar mediciones y observaciones de la zona.

A fines de 1968, se transladó materiales y personal desde la Base Matienzo con el propósito de construir una pista de aterrizaje en la meseta. Fueron necesarios varios viajes de un avión monomotor DHC-2 Beaver para movilizar los recursos necesarios.15 El personal transportado, 23 oficiales y suboficiales, constituyó la «Patrulla Soberanía», instalándose, dos campamentos «Alfa» al mando del Teniente Francisco Florencio Mensi, en la bahía, al pie de la meseta y sobre la misma el «Campamento Beta» al mando del Teniente Mario Víctor Licciardello. Estos hombres trabajaron duramente en condiciones extremas utilizando picos y palas, para construir la pista de aterrizaje que se requería.

El 15 de abril de 1996 el obispo castrense de la Argentina, de quien depende el capellán antártico argentino, inauguró el oratorio católico de la Capilla Santísima Virgen de Luján en la Base Marambio.
Avión monomotor DHC-2 "Beaver" matrícula P-03. Primer aterrizaje con ruedas en el continente antártico.
En septiembre de 1969 la nueva pista tenía una extensión de 300 metros, el mismo avión Beaver que había trasladado al personal y equipo, realizó el primer aterrizaje con ruedas en el Casquete Polar Antártico. En septiembre de 1969, cuando la pista tenía 400 metros, permitió el aterrizaje de un bimotor Douglas C-47.
En las primeras horas del 29 de octubre de 1969, un avión Douglas C-47 despegó de la Base Matienzo equipado de esquíes y aterrizó en Marambio, con sus ruedas, allí se le desarmó el sistema de esquí-ruedas y luego despegó, con tren de aterrizaje normal, con destino a río Gallegos y luego a Buenos Aires. Ese fue el último viaje del Douglas, que hoy se encuentra en el Museo Nacional de Aeronáutica.15 Pocos días más tarde, se celebró la ceremonia oficial de fundación de la «Base Aérea Vicecomodoro Marambio» con la asistencia de autoridades nacionales y de las Fuerzas Armadas. Se consideró el 29 de octubre de 1969 como día de fundación de la Base.
Douglas C-47, matrícula TA-05 conocido como ¨El Montañés¨
Aeropuerto

El aeropuerto de la Base Marambio es el más antiguo de toda la Antártida; funciona como puente aéreo entre la Argentina continental y la Antártida Argentina. El nombre, al igual que el de la base donde se encuentra, hace honor a Gustavo Argentino Marambio, pionero de la aviación argentina en el sector antártico.
La pista de aterrizaje es de tierra compactada, en el permafrost, apta para operar con aviones de gran porte utilizando tren de aterrizaje convencional. Esta pista fue construida por los integrantes de la Patrulla Soberanía que en un entorno tan hostil y en condiciones muy precarias, viviendo en carpas y trabajando con picos y palas realizaron un gran esfuerzo para lograr su objetivo. Rompiendo así el aislamiento y generando un puente aéreo con el continente. El equipo liderado por el vice comodoro Mario Luis Olezza construyó la pista de 1200 m de longitud y 40 de ancho, la primera en el continente antártico.
Los suministros pueden llegar a la Base Marambio durante todo el año para ser posteriormente distribuidos a las otras bases argentinas cercanas (excepto la Belgrano II). Hay cerca de 100 vuelos intercontinentales cada año hacia la base, siendo el C-130 Hércules el medio principal de abastecimiento por parte de la Fuerza Aérea Argentina.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Sitios Asociados